miércoles, 20 de junio de 2012

TERNURA

Si la vida me mutila
que no me arranque la ternura.


Que mi corazón sepa siempre
mimarla, tenerla viva.


 La luz que me deja verla
que se mantenga encendida.


Que sepa reconocer
la ternura de unos ojos,
de una cara, de unas manos.


La ternura de las madres,
que nos dan cuando mamamos.


¿Para que quiero unos ojos,
si son fríos y despiadados?

¿Una cara sin bondad,  unas manos
si solo saben dar manotazos?


¡La ternura es del que da
sin saber siquiera que esta dando¡


La ternura se regala
cuando la damos mirando,


La ternura nos acerca
y nos enlaza las manos,


La ternura reconforta
cuando venimos cansados,


La ternura que nos da,
esa dimensión de humanos.

1 comentario:

  1. Verdaderamente, Antonio, son unos versos muy tiernos. Saludos.

    ResponderEliminar