martes, 6 de diciembre de 2011

JUGANDO CON LA LUNA.


Ayer quise alcanzar la luna
que cada noche contemplaba,
subí a una escalera de espuma,
ni siquiera llegué a tocarla.

Meterla en un cuadro bien lindo
sería mi mejor hazaña,
jugaba coqueta conmigo,
marchaba cada vez más alta.

Soñé poder parar el tiempo,
alguna hora dejar marcada,
supo leer mi pensamiento
y lentamente me engañaba.

4 comentarios:

  1. Bien, Dori, la luna siempre traicionera.

    ResponderEliminar
  2. Bien Dori pero revisa: llegué y hazaña. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Yolanda, simpre se cuelan algunas.

    ResponderEliminar
  4. Luna, luna, ella tan triste y tan llena de esperanzas. Me gusta

    ResponderEliminar